Cuando los pensamientos controlan mi vida, no veo luz al final del camino. Cunado los pensamientos controlan mi vida me siento mal. Cuando los pensamientos controlan mi vida, abandono todo lo que es importante. Cuando los pensamientos controlan mi vida, no me doy cuenta que hago daño a las personas que  quiero. Porque cuando los pensamientos controlan mi vida, ellos marcan el rumbo……

El trastorno obsesivo compulsivo, abreviado TOC, por una serie de pensamientos obsesivos  y recurrentes que conllevan la realización de una acción específica para aliviar el malestar o aplacar de forma momentánea ese pensamiento.

El diagnóstico se realiza del siguiente modo

  1. Se cumple para las obsesiones y las compulsiones:
    Las obsesiones se definen por:
    pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan en algún momento del trastorno como intrusos e inapropiados, y causan ansiedad o malestar significativos
    2. los pensamientos, impulsos o imágenes no se reducen a simples preocupaciones excesivas sobre problemas de la vida real
    3. la persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes, o bien intenta neutralizarlos mediante otros pensamientos o actos
    4. la persona reconoce que estos pensamientos, impulsos o imágenes obsesivos son el producto de su mente (y no vienen impuestos como en la inserción del pensamiento)
    Las compulsiones se definen por 1 y 2:
    1. comportamientos (p. ej., lavado de manos, puesta en orden de objetos, comprobaciones) o actos mentales (p. ej., rezar, contar o repetir palabras en silencio) de carácter repetitivo, que el individuo se ve obligado a realizar en respuesta a una obsesión o con arreglo a ciertas reglas que debe seguir estrictamente
    2. el objetivo de estos comportamientos u operaciones mentales es la prevención o reducción del malestar o la prevención de algún acontecimiento o situación negativos; sin embargo, estos comportamientos u operaciones mentales o bien no están conectados de forma realista con aquello que pretenden neutralizar o prevenir o bien resultan claramente excesivos
  2. En algún momento del curso del trastorno la persona ha reconocido que estas obsesiones o compulsiones resultan excesivas o irracionales.
    Nota: Este punto no es aplicable en los niños.
  3. Las obsesiones o compulsiones provocan un malestar clínico significativo, representan una pérdida de tiempo (suponen más de 1 hora al día) o interfieren marcadamente con la rutina diaria del individuo, sus relaciones laborales (o académicas) o su vida social.
  4. Si hay otro trastorno, el contenido de las obsesiones o compulsiones no se limita a él.
  5. El trastorno no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, fármacos) o de una enfermedad médica.

Especificar si: Con poca conciencia de enfermedad: si, durante la mayor parte del tiempo del episodio actual, el individuo no reconoce que las obsesiones o compulsiones son excesivas o irracionales.

Con el nuevo incorporación del manual diagnóstico, DSM-V se han producido algunas modificaciones tales como extraer el TOC de los trastornos de ansiedad y crear una nuevo grupo independiente. Así como, especificar la conciencia de enfermedad que presenta la persona; y el momento de aparición de dicho trastorno (inicio juvenil, en torno a los 10 años o edad adulta, en torno a los 20 años).

A la hora de establecer un tratamiento debemos analizar los pensamientos recurrentes que presenta y las acciones concretas que lleva a cabo, así como las emociones que experimenta en cada momento. Analicemos nuestros pensamientos a modo de prueba. Escriba tres pensamientos recurrentes que tiene a cabo a lo largo del día:

Escriba como se siente cuando experimenta esos pensamientos:

Escriba ahora, las acciones concretas que lleva a cabo para mitigar o hacer que disminuyan esos pensamientos:

Finalmente, describa como se siente tras realizar esas acciones:

Cuando tenemos un pensamiento molesto en nuestra mente, tratamos de hacerlo callar utilizando distractores o llevando a cabo acciones. El problema no es en si solo el pensamiento, sino como nos hace sentir. El sentirnos mal, es una sensación que tratamos de rechazar por todos los medios y buscamos siempre el modo de estar bien. Cuando no nos gusta un pensamiento tratamos de eliminarlo de nuestra mente, sin darnos cuenta que todos los esfuerzos que ponemos en eliminarlo lo que hacen es perpetrarlo mas.

Un ejemplo: Cuando pienso que tengo las manos sucias, voy y me las lavo. Si después de lavármelas sigo pensando que las tengo sucias, vuelvo a emprender la misma acción. Repito la acción hasta que dejo de tener ese pensamiento. El problema es que después de eso he podido lavarme las manos 50 veces. Si me resisto a lavarlas van a surgir en mi mente otros pensamientos aun mas fuertes, mas obsesivos, así como una serie de emociones que no nos agradan.

El tratamiento con la terapia de aceptación y compromiso nos orienta a que esos pensamientos que dirigen nuestra vida los percibamos tal cual son, solo pensamientos. Por este motivo, ante un TOC tenemos que tratar que la persona perciba su pensamiento como un pensamiento y que este no decide la acción que debe llevar a cabo. Debemos aprender a experimentar las emociones, a pesar de que estas no nos gusten, puesto que el problema principal se haya en la lucha frente a lo que sentimos y lo que pensamos. Hay que aprender a vvir el aquí y ahora. Parece sencillo, pero en el TOC donde los pensamientos tienen un poder desorbitado no resulta tan fácil. Sin embargo, con el apoyo de su entorno y con ayuda profesional, se puede conseguir llevar una vida orientada hacia los valores importantes personales, sin que sean los pensamientos los que nos marquen el rumbo que debemos seguir.

Si usted o alguno de sus familiares presenta un TOC, no dude en buscar ayuda profesional.

Cunado los pensamientos son solo pensamientos pensamientos yo controlo mi vida. Cunado los pensamientos son solo pensamientos, siento lo que me toca sentir. Cunado los pensamientos son solo pensamientos, avanzo hacia lo que es importante. Cunado los pensamientos son solo pensamientos, me doy cuenta que hago. Porque cuando los pensamiento son solo pensamientos yo dirijo el rumbo…….

 

 

Referencias:

Castelló, T. (2014) El espectro obsesivo compulsivo en el DSM-5. Cuadernos de medicina psicomática, 112, 22 – 27. http://psiquiatriapsicologia-dexeus.com/IMAGES_12/cuadernos-n%C2%BA-112.pdf

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *